Laia, Añjali mudra

Yoga Nidra
El yoga nidra, o sueño psíquico (sueño del yogui), es una práctica sumamente restauradora. Con el cuerpo en total quietud, tumbado en el suelo, rendido y abrazado por la gravedad, esta técnica funciona, en primer lugar, como un método de relajación profunda: unos minutos de yoga nidra equivalen a horas de sueño reparador, y, en segundo lugar , es una meditación activa que actúa en todas las capas del ser para limpiar la identificación con lo que no somos y avanzar hacia el encuentro con la realidad que descansa en el ser.
Es una práctica de rendición y de sanación. La mente racional y el cuerpo se rinden mientras poco a poco dejamos ir las tensiones físicas y emocionales a través de la fuerza de la presencia interior y de la atención plena.

Cómo son las sesiones:
Con el cuerpo descansado en el suelo y acomodado mediante los apoyos que se necesite, la práctica invita a la conciencia de la respiración y a una gran receptividad. La persona que guía la sesión ofrece la posibilidad de hacer el samkalpa en forma de pensamiento que exprese aquella situación o cambio que queramos traer a nuestra vida y poco a poco va conduciendo una relajación física completa, pasando con la palabra a través de los puntos del cuerpo siguiendo un orden específico, para ir luego entrando en niveles más profundos de interiorización combinando las visualizaciones para que se adecuen al propósito de cada práctica. La salida de la relajación será muy gradual y respetuosa, tomando conciencia de la respiración, del estado del cuerpo y de los sentidos. La sesión se cerrará con unos momentos de meditación y gratitud.

A quién se dirigen:
El yoga nidra es recomendable para todos, tanto para aquellas personas que necesiten liberar cansancio y estrés como para aquellas que se encuentren en un camino de despertar personal y quieran un espacio que facilite el encuentro íntimo profundo.